Aunque muchos analistan apuesten por la Juventus, los apostadores se decantan del lado del conjunto blancos de cara a una con dos históricos de Europa en liza.

El trabajo del técnico francés es impecable desde su llegada al banquillo blanco tras la salida de Rafa Benítez.

Se acerca el partido más esperado de la temporada. La Champions echa el telón con una final en la que Real Madrid y Juventus dejarán el listón alto como las dos grandes potencias del fútbol europeo que son. Según las cuotas de Betfair, los madridistas parten con ventaja aunque la Juve juega su baza como equipo equilibrado y seguro defensivamente que luchará por evitar que el conjunto blanco revalide el título.

Por un lado, el Real Madrid es el rey de Europa. Así lo dice su palmarés en la competición, es el vigente campeón y su temporada solo hace presagiar que finalizará con una nueva copa en sus vitrinas. Los blancos ganado la Liga gracias al rendimiento del equipo durante todo el campeonato, a la buena gestión del grupo por parte de Zidane y a sus buenas lecturas previas y durante los partidos. El trabajo del técnico francés es impecable desde su llegada al banquillo blanco tras la salida de Rafa Benítez.

El potencial del equipo continúa creciendo, y ganar una nueva final supondría asentar las bases de un periodo que se antoja dulce para sus seguidores. La progresión durante el campeonato ha sido exponencial. En la competición supieron los jugadores del técnico francés doméstica cómo mantener la distancia respecto a sus perseguidores directos. En los meses de abril y mayo no flaquearon las fuerzas y, lejos de hundirse o mostrar cansancio, demostraron que estaban en el mejor momento físicamente.

Todas las líneas han trabajado acorde a lo deseado. Bajo palos, Keylor Navas ha sido el foco de críticas tras algunas actuaciones, pero se ha asentado en el tramo final realizando paradas que han sido vitales para los objetivos marcados. Las ausencias en defensa como consecuencia de lesiones no han afectado al rendimiento general. Las piezas elegidas siempre han cumplido y han sabido reponerse de los goles en contra. En el centro del campo, las alternativas han ido aumentando. Modric y Kroos son inamovibles. La tercera pieza ha tenido diferente nombre según el guión de los partidos, las exigencias o las lesiones. Arriba, la BBC no ha gozado de buena salud pero quienes han tenido que reemplazarles lo han hecho con seguridad y aportando lo que el equipo necesitaba. Isco, James, Lucas, Asensio, Kovacic o Casemiro han ido rotando y aportando su elemento diferencial sobre el resto. Cada uno muestra su talento, su calidad y se desmarca de las otras alternativas dejando su sello de identidad.

Por otro, la Juventus ha sido líder indiscutible en la Serie A. Tanto en Champions como en el campeonato doméstico, la seguridad defensiva ha sido una de sus principales virtudes. Ni el Barça de la MSN pudo desmantelar el muro. En el extremo opuesto, gracias al buen hacer del centro del campo, hombres sinónimo de gol como Dybala, Higuaín o Mandzukic han tenido su protagonismo. Aunque las cuotas sugieren que el Real Madrid parte con ventaja y como favorito, al conjunto italiano le sobran argumentos para erigirse como ganador.

Se trata de estilos diferentes pero que comparten un mismo fin: ganar la Champions. De primeras, habrá noventa minutos por delante en los que ambos conjuntos pretenderán imponer su criterio para que la balanza se decante a su favor. Será quien sepa gestionar el nerviosismo y aguantar el posible dominio de su rival quien sea el nuevo rey de Europa. El triunfo del Real Madrid sin tener que llegar a la prórroga se paga a 2.7 en el Sportsbook de Betfair.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *