Espanyol y Barça protagonizan un derbi que puede marcar el rumbo de la Liga si los locales se hacen con la victoria y así apuran sus opciones de meterse en la lucha por Europa.

El Barça ha olvidado la eliminación de Champions ante la Juventus. Fue un duro golpe que debían dejar en un segundo plano ante su choque contra el Real Madrid en Liga. Se trataba de un partido de ultimátums. Una derrota habría dejado hundidos a los blaugranas: sin el título europeo y con la Liga prácticamente sentenciada. Por el contrario, la victoria les ha dado pie a pensar que es posible conseguir el ansiado premio. Empatados a puntos con los blancos aunque con un partido más pero con la moral intacta y ganas de seguir sumando de tres en tres.

El Camp Nou se vistió de gala tras el Clásico. Sobre todo, querían recibir como un héroe a Messi, autor del gol que les dio la victoria en el templo blanco y que había conseguido su gol 500 en Liga. Él supo responder como mejor sabe, sobre el césped y ayudando a su equipo a ganar un nuevo encuentro. Ante Osasuna el Barça se mostró superior e imparable. Siete goles fueron suficientes para demostrar que los blaugranas afrontan la recta final del campeonato liguero con la intención de disputarle el título al Real Madrid. André Gomes, Messi y Alcácer anotaron por partida doble. Mascherano tuvo cabida en la celebración al anotar un gol de penalti, el primero desde su llegada al Barça.

derbi catalán
“autor del gol que les dio la victoria en el templo blanco”

Ahora les toca una nuevo reto liguero. El Espanyol apura sus opciones de estar en competición europea la próxima temporada. Aunque lo tienen difícil, la intención de los de Quique Sánchez Flores es la de conseguir el máximo de puntos para afrontar con optimismo un nuevo reto más ambicioso el próximo curso. En la última jornada liguera no pudieron pasar del empate ante el Sporting de Gijón, que se juega la permanencia. Las bajas afectan a la enfermería donde Hernán Pérez, Gerard Moreno, Óscar Duarte, David López y Álvaro Vázquez tratan de recuperarse de sus respectivas dolencias.

Se espera un duelo intenso como marca la rivalidad entre ambos, sin dejar escapar la idea por parte de los pericos de evitar que el Barça pueda acercarse a la consecución de un nuevo título. Ha sido una semana marcada por las declaraciones de Al Thani, acerca de las palabras de Míchel respecto al último partido liguero contra el Real Madrid, y la reacción blaugrana, que tomará medidas antiviolencia. Centrados en lo deportivo, éste debe ser un partido en el que ambos conjuntos muestren su mayor potencial y busquen el acierto en la portería contraria. Las opción de que marquen ambos, muy interesante, se paga a 2.1 en el Sportsbook de Betfair. Por tanto, ante el claro favoritismo blaugranada, el Espanyol no pierde el optimismo de arañar algún punto en el derbi catalán.