Arsenal y Manchester United disputan este domingo un encuentro decisivo por la clasificación para la Champions League. Los ‘gunners’ son sextos, los ‘red devils’ quintos.

“Sí, se ha suavizado, hay más respeto”. Arsene Wenger respondió escuetamente esta semana a un periodista cuando le preguntó si su relación con el entrenador del Manchester United, Jose Mourinho, ha mejorado en los últimos años. El francés adelantó que no tendrá ningún problema en dar la mano y charlar un rato con su homólogo portugués. Y eso fue precisamente lo que fue imposible durante algunos años. La relación entre ambos se envenenó tanto, que las normas de etiqueta mínimas que se deben guardar entre dos entrenadores no se cumplían.

Mourinho, cuando era técnico del Chelsea, llamó a Wenger “especialista en fracasos”. Y el técnico del Arsenal dio por terminada su relación con ‘Mou’, harto de sus provocaciones. Y comenzó a darse una situación muy incómoda entre ambos. Cuando se encontraban en el campo o en cualquier otro evento relacionado con el fútbol, ambos se evitaban. Afortunadamente, ahora que parece que el ciclo del francés en el Emirates se agota, esa anomalía se ha corregido.

Quizá sea porque ‘Mou’ valora ahora lo complicado que es clasificar a un equipo durante dos décadas consecutivas sin interrupción para la Champions League. El Manchester United ha renunciado casi a lograr una de las primeras plazas en la Premier League, a pesar de que tiene opciones matemáticas claras de meterse en ellas. Su entrenador ha visto que superar al Manchester City sería muy complicado, y ha centrado todas sus fuerzas en lograr el deseado billete para la máxima competición continental a través de la Europa League. El jueves, los ‘red devils’ ganaron la ida de la semifinal contra el Celta de Vigo por 0-1, y ya otean la final que se celebrará en Solna.

El Arsenal es sexto con un partido menos, y sus remotas esperanzas de estar en la Champions League sí pasan obligatoriamente por ganar este domingo al United y también en los tres partidos restantes para tratar de asaltar esa codiciada cuarta plaza. Quedarse fuera de la Champions sería un golpe muy duro para Wenger y para el Arsenal, ya que sería la constatación empírica de que el proyecto ‘gunner’ vive una dinámica descendente.

‘Mou’ ya ha adelantado que muchos de sus titulares descansarán en el Emirates, con la vista puesta en el choque de vuelta de Old Trafford contra el Celta. Lo normal es que los locales lleven la iniciativa en el juego, con todas sus estrellas como Mesut Ozil o Alexis Sánchez en el césped y el apoyo de su público. Sin embargo, el profundo bache de juego que atraviesa el Arsenal hace difícil apostar por ellos. La opción de que se anoten menos de 2.5 goles, a cuota 1.9 en el Sportsbook de Betfair, es muy interesante. Mourinho no arriesgará lo más mínimo, y los ‘gunners’ tienen muchas dificultades para ver puerta con regularidad. Puede que la tregua entre los dos entrenadores se traslade también al césped.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *